Quatre Achats à la Pharmacie Française

No voy a volver a explicar lo que “lo francés” despierta en mi ser. Es un nosequé que queseyó de proporciones abismales.

Para empezar con este post, un poco de banda sonora:

Ay, si es que te pones ya tan en sintonía que dices hoy meriendo croissant y un café au lait ☕️🇫🇷

Total, a lo que yo venía. Hermana Mayor (HM) estuvo la semana pasada en París (envidiaca de la que carcome) y le mandé una pequeña lista de cosas para comprar en City Pharma. City Pharma es una parafarmacia francesa que está muy cerca del apartamento donde se alojó y donde “curiosamente” (digo curiosamente porque todas sabéis ya que yo a Lisa Eldridge la hamo nivel “Lisa te amo, eres mi amor”, que dirían los gemelos Weasley) suele comprar Madame Eldridge cuando va a Paguí.

Dirección City Pharma: 26 Rue Four, 75006, Paris. 

Un pequeño obstáculo: HM no habla francés, por lo que solo me pudo traer algunas de las cosas que le pedí. Y chocolats. Hay que quererlas.

Para ser completamente honesta, no creo que los precios sean más baratos, al menos en lo que yo compré. De hecho, la Embryolisse me costó bastante más de lo que piden por ella en Easyparapharmacie, por ejemplo. Pero oye, vamos a imaginarnos que se le pegó un poquito de francesismo al bote…

# La Roche-Posay Serozinc. Según creo, este producto solo se vende en territorio francés. Lo probé gracias a Olatz y esta vez decidí comprar dos botes. Ronda los 8€. Es una solución salina a base de sales de zinc (sulfato de zinc ZnSO4) y sodio (cloruro de sodio NaCl: básicamente, sal de toda la vida de dióh). En la práctica, es un tónico calmante en flus-flis. No tiene nada más que el agua y las sales.

# Embryolisse Lait-Crème Concentré. Como cada producto de culto, la expectativa es tremenda. En mi opinión, no pasa de ser una hidratante bastante básica, pero muchas veces un buen básico es difícil de encontrar. Aun así, no por usar Embryolisse se te van a solucionar todos tus problemas en lo que a cuidado de la piel se refiere. Está formulada para reducir el riesgo de reacciones, por lo tanto uno de los primeros ingredientes es parafina líquida (aceite mineral), que a pesar de la mala prensa que recibe, es el protector de piel más efectivo y menos reactivo que se conoce. Esto no quita que haya gente que no lo pueda usar porque a su piel “no le gusta”, pero es una excepción y no la regla. La evitaría en caso de piel grasa, pero si estáis en el espectro desde piel muy seca hasta piel mixta, creo que os podría gustar.

# Blephagel. Es un producto francés y que yo sepa no se vende en ningún sitio más, a no ser que sea alguna parafarmacia francesa online. Se trata de una crema limpiadora de pestañas y párpados, en caso de cirugía, dermatitis, irritación, orzuelos… diría que es una manera de mantener la zona libre de bacterias y así promover la resolución del problema. A mí, que se me quedan los ojos cual plañidera off-duty con la coña de la calefacción nivel vestíbulo del infierno que ponen en la facultad y esa “brisa” “celestial” de “frescor” que te pega en to’ la cara según sales, aquí en Salamanca, me parece un buen complemento eventual a mi rutina nocturna.

# La Roche-Posay Cicaplast Lèvres. Compra totalmente basada en las recomendaciones de Ruth y Caroline. Yo no tengo filtro en el terreno de cremas de manos, pero en el de bálsamos de labios me suelo contener un poco más y ahora mismo tengo dos. El caso es que ambos son de tarrito y meter dedazo, y eso para llevar por ahí como que es poco higiénico a la par que se te quedan #stickyfingers (así luego paso por Sephora y “se me pegan” cosas LOL). Éste es un tubito, muy higiénico, y si hace por mí lo que hacen los otros pero en formato portátil, GÜERCOM JOM.

Ya, ya sé que os había hablado de cierto “veto cosmético” hasta febrero, pero qué queréis…

Aun así…

Acerca de estos anuncios

Mi Mantenimiento de Pelo Rizado

Tener y mantener un pelo rizado no es más complicado que tener y mantener un pelo liso. El problema viene cuando hay una especie de regla no escrita por la que todo pelo rizado DEBE alisarse, o por lo menos debe aspirar a ser lo más liso posible. Por esta razón, hay pocas marcas que piensen en las necesidades de un pelo rizado y creen productos acordes con él. Sí es verdad que por regla general se suelen categorizar los productos capilares por textura más que por “comportamiento”, por así decirlo; pero curiosamente todos los productos tienen como fin lo mismo: pelo liso, como mucho ondulado y dios te libre de haber nacido con un afro.

Yo rompo una lanza en favor de todos los pelos rizados que gracias a años de secador y planchas han quedado reducidos a una masa incontrolable. I feel you. He pasado por lo mismo. Yo llegué a un punto en el que me harté y me corté el pelo -muy corto- y desde ese momento las planchas no forman parte de mi vida (bueno, de guindas a ciruelas más bien). Ni el secador, aunque hace muchos más años que no lo uso, siempre lo seco al aire.

No estoy diciendo que tengáis que recurrir a las tijeras si queréis recuperar vuestros rizos, pero sí que es la manera más rápida de cortar por lo sano. Como no lo he hecho de otra manera, no os sé responder de otra manera cada vez que me comentáis “me encanta tu pelo, y yo lo tengo rizado de manera natural, ojalá pudiera recuperarlo pero desde que uso secador/planchas o me lo aliso o es una masa de alambre/paja/estropajo/introduzca su material aquí”. Si alguien ha pasado por ello (recuperar la textura natural sin cortar), puede dejar su experiencia en los comentarios.

Como ya he mencionado, no utilizo secador desde hace mucho tiempo. Sinceramente, me parece un COÑAZO, se me cansan los brazos, se me encrespa el pelo, y gracias a su poder dador de volumen, acabo pareciendo Diana Ross en una ruta de senderismo en Vecindario (las canarias me entenderán, espero). Secarlo al aire personalmente no me molesta, gasto menos electricidad y encima queda mejor y a la larga más sano.

He detectado una quimiofobia preocupante en muchísimos blogs de belleza, que en muchas ocasiones aconsejan no usar ciertas cosas sin ningún fundamento. No sé si he sido muy clara al respecto en anteriores posts, pero no me tiemblan las canillas si leo en un producto que contiene algún tipo de silicona, sulfato, parabeno, introduzca lo que esté de moda evitarse últimamente. Esto viene al hilo de tantísimos posts que aseguran que evitar las siliconas y los sulfatos es lo mejor para el pelo. No digo que esté en contra totalmente, solo digo que es necesario FILTRAR lo que uno lee en internet y aplicarlo a sus circunstancias personales. Por ejemplo, un pelo teñido debería huir de los sulfatos porque arrastran el tinte; y un pelo fino y graso de las siliconas, porque le darán más peso del que necesita y acabará pareciendo Severus Snape tras un diluvio.

Los pelos rizados AMAN el peso, la hidratación a tope y queridas amigas, sin paños calientes, las siliconas también. Y las cremas de peinado densas. Sin embargo, las espumas (que por si no os habíais fijado, os invito) tienen un contenido enorme de alcohol; y el alcohol deshidrata (las resacas son básicamente deshidrataciones by the way), lo que viene a ser justo lo contrario de lo que buscamos. Los productos densos (densos, que no grasos, aunque también… no seré yo quien le haga ascos a una mascarilla de aceite de coco arghlhghghgh #esplendorpelil) tienden a ser buenos por dos cosas: uno, el peso que le dan al rizo (facilita que se definan) y dos, porque normalmente están a tope de cosas nutritivas (esto no se da en todos los casos, pero sí en la mayoría).

PESO + NUTRICIÓN = DEFINICIÓN, SUAVIDAD Y BRILLO

(NO SUS SALGÁIS DE LA DUCHA SIN ACONDICIONADOR O MASCARILLA EN SU DEFECTO)

Creo que no me dejo nada de las observaciones previas generales, así que ahora os voy a hablar un poco de mi rutina ricil. Como cuando se habla de rutina facial, empezaré por describir mi tipo de pelo LOL Liso de raíz hasta un poco más arriba de las orejas (esto NO es porque lo tenga largo, cuando lo he tenido corto también se comporta así), rizado desde ahí hasta las puntas. Tipo de rizo: tirabuzónico, tiende a agruparse (principio de continuidad de la Gestalt xD). Amigas mías, no todo el pelo rizado es igual… al igual que no todas las películas de X Men son dignas de comentarse (*ejem* Lobezno Inmortal *ejem*).

Yo no me peino, en el sentido literal de la palabra, así como casi nunca. Desde que descubrí que los rizos quedaban mejor si uno no se “desenredaba” después de la ducha, vivo más tranquila, duermo más profundamente y ahorro tiempo. Esto es: salgo de la ducha, escurro el pelo con las manos, escurro el pelo con una camiseta de algodón (os cambiará la vida), paso opcional peinarse con un peine o cepillo de madera (os cambiará la vida güan mor taim), estrujo los rizos con la crema de rizos de Desert Essence, me coloco el pelo con los dedos y así se queda. Ni difusor, ni espuma, ni pimientos en vinagre (por no poner una referencia menos culinaria y más obscena).

Tener el pelo rizado supone, al menos para mí, no lavarse el pelo por las mañanas. No. Porque si dejas tu casa con el pelo mojado, la incertidumbre de saber si parecerás Julia Roberts en Pretty Woman o Monica Geller en Florida es demasiado horrible. It ain’t happening. No puedes anticipar el resultado. A menos que lo tengas limpio de la noche anterior y lo refresques y/o asegures con horquillas (de dos a doscientas, dependiendo de su comportamiento ese día).

Tampoco piso las peluquerías. En parte porque no saben cortar pelo rizado. La mayoría lo corta como si fuera liso, luego te lo alisa y sí, mal no queda (salvo que te hagan un destrozo, Alejandra me entenderá) pero luego al rizarlo es otra historia. Eso por un lado. Por el otro, tienen una manía INSANA con las capas. Insana. Yo comprendo que es un corte fácil (mi padre dice “yo no entiendo que paguéis por lo que en mi tiempo se llamaba “a trasquilones””) y que a las melenas lisas les puede dar cierto movimiento o qué se yo, pero las capas en un pelo rizado son cosa peliaguda.

En relación a esto, siempre me corto yo misma el pelo, tanto de largo como el “flequillo”, sin capas, recto y la parte que enmarca la cara un poquito desfilada.

Peluqueras que se “enfrentan” a mi pelo: “¿Te hago unas capitas, así como para aligerarte el pelo?”

Qué problema tendrán con que tenga mucho pelo. Pues oye, sí. Y ya está. Qué manía de ir en contra de lo que te dio tu herencia genética.

Parece que esto es un manifiesto en contra de las peluqueras, pero nada más lejos de mi intención. Que mandichomenterao de que hay peluqueras que valen un potosí en cuestiones de pelo rizado. Pocas, pero haberlas haylas, como las meigas.

Desde aquí me gustaría lanzar un mensaje: si tenéis el pelo rizado, aprovechadlo en vuestro favor. No hay pelo feo, sino pelo mal cuidado.

ALGUNOS PRODUCTOS…

Como no todos los pelos rizados son iguales, y además si lleváis el pelo teñido la cosa se complica, no quiero poner en un altar ninguno de estos productos. Son cosas que yo utilizo y me funcionan para dejar el pelo como a mí me gusta (que viene siendo más como los típicos pelasos del period drama que como Carrie Bradshaw al principio de SATC).

# Champú purificante de Herbal. Normalmente me lavo el pelo día sí día no, y los fines de semana utilizo este producto, que es como un “Sunday Shampoo” pero sin costar 30€. Huele TAN bien. TAN. A limón y menta, entre cítrico y fresco, pero nada que ver con el H&S. Igual de efectivo que el siguiente:

# Champú para pelo rizado de Herbal. Fabricado en España. Huele fenomenal, el bote de 750ml cuesta unos 3€ y ADEMÁS esta marca tiene toda una línea completa dedicada al pelo rizado. Lo llevo usando bastante tiempo. Limpia el pelo sin dejarlo estropajoso aunque no se use acondicionador. Esto es un poco inaudito, porque normalmente se pasan de sacar producto, grasa y demás historias o se quedan cortos y terminas con el pelo grasiento. Total, que os lo recomiendo.

# Acondicionador: el que pille, no tengo uno favorito por el momento. El de Herbal está bien, pero como no lo volví a encontrar… creo que lo compraré otra vez ahora que está la marca en Primor.

# Mascarilla Herbal Nature para rizos (la rosa). Holy guacamole, my friends. Esto sí que te cambia la vida. Huele a fresa y define los rizos que da gusto (de una manera suave y lustrosa, no rasposa y crunchi-crunchi).

# Mascarilla Rainforest Nutrition de TBS. Es la que suelo usar los fines de semana junto al champú purificante de Herbal. Entre que eso huele a cítrico y a menta, y esto a experiencia religiosa, oh casi una experiencia religiosa, sentir que resucito si me tocas… #mequedosinparole

# Desert Essence Soft Curls Coconut Hair Cream. SOY PLASTA, LO SÉ. Este producto fue como si se abrieran los cielos y bajara Zeus in person a darme los rizos de la vida. Basado en aceites naturales y en general bastantes cosas bonitas y nutritivas, esta crema la aplico con el pelo mojado y logra definir los rizos, suavizar todo el pelo y además no deja residuo (a no ser que te embalsames la raíz con doce kilos del mismo).

# Hidracrema Rizos de Pantene. Viene a ser prácticamente lo mismo que la de Desert Essence, pero menos “natural”. Más fácil de reponer y no demasiado cara (unos 4€). Fue una recomendación que me hicieron por Instagram y la verdad es que me ha sorprendido, para ser Pantene.

# TIGI Curls Rock Amplifier. Este producto y el siguiente son como “pegamentos” del rizo. Sí es verdad que para todo el pelo son un poco demasié (al menos para mí y mis objetivos peliles), PERO para esos rizos que no hay dios que los controle (esos que nacen nadie sabe dónde y se comportan de manera contraria al resto del pelo) son fetén.

# Bumble & Bumble Texture (un)dressing crème.

Entrada que empecé el 19 de julio y que estoy acabando a día 26 de octubre. Y retocándola y publicándola en noviembre. ¿Procrastinación yo? ¿De qué?

El Combo Perfecto de Laura Mercier

¡Hola, majas!

Hoy quiero dejar caer, así como quien no quiere la cosa (pero en el fondo actúa con premeditación y alevosía), una combinación de productos que me gusta mucho más que cada producto por separado.

Creo que fue en el blog de Laura (recomendadísimo, por cierto) donde leí lo de esta combinación. Esta mujer otra cosa no, pero de bases sabe lo suyo, así que decidí darle una oportunidad, como cuando dijo que amaba la base Extra Comfort de Clarins.

Se trata de la crema con color y la base mineral en polvo de Laura Mercier. Había tenido estos dos productos bastante tiempo, y aunque no me disgustaban, no encontraba esa característica que te hace decir “no puedo vivir sin ellos”. De hecho, no entendía la fama de ninguno de los dos. Yo soy así, que llego tarde y mal a todo, menos a la parada del bus.

Os voy a comentar un poco por separado y luego ya me pongo en modo estoymuloca con la combinación. Porque es para estarmuloca.

# Crema hidratante con color de Laura Mercier, en el tono Nude. La compré en Strawberrynet.com uno de los días que estaba en promoción y me salió bastante bien de precio. El caso es que siempre la estaba viendo en entradas de favoritos, que si makeup no makeup, que si maquillaje para la piscina/playa (llamadme indecente pero yo a mojarme voy incluso sin las cejas puestas #estoesasí), que si no sé qué.

Cuando me llegó la probé durante un tiempo, y nunca me acababa de encajar. Si es verdad que la calidad es palpable: tiene un puntito de cobertura más que una crema con color habitual, su textura es más que agradable y la piel queda confortable. Sin paños calientes: QUE ME GUSTA, pero oye, para un pinchito ocasional y nada más LOL

# Base mineral en polvo de Laura Mercier, en el tono Real Sand. No estoy segura de dónde la compré, creo que en Space NK. Lo mismo que en el producto anterior: que si natural, que si luminoso, que si tal… y vendida. Si es que soy fácil, coño #laimportanciadelascomas

Este producto sí que me gustó más que la crema con color. De hecho, esta entrada viene a raíz de que el otro día me preguntaran en un comentario sobre unos polvos con cobertura (esto suena a sexo entre telecos xD). Es una base en polvo muy fina, con una cualidad “hidratante”. Esto último se debe a que tienen una textura cremosa, son muy agradables al tacto.

Y HAMIJAS MÍAS, juntar estas dos cosas…

La crema con color unifica un poco el color y ofrece una base perfecta para que la base mineral se agarre y haga su magia. El resultado final es increíble: la piel está suave, hidratada, natural, muy luminosa (e incluso UN POCO jugosa #dolorsitodepalabra).

Requiere algo más de tiempo que solo usar la crema con color, eso es verdad, PERO el resultado merece la pena, y además, tampoco es tantísimo tiempo, lo mismo que base y polvos. Yo aplico la crema con color, después corrector en las ojeras e imperfecciones en caso de necesitarlo y después una capa de base mineral. Voilà.

Separados me gustan, juntos MENAMORO. Como Beckett y Castle.

Lo Mejor de Hourglass

Ay, Hourglass. Epítome de marca casi inalcanzable, con unos productos innovadores, envases con personalidad y envuelta en el glamour de las estrellas del cine actual.

Tuve mi primer contacto, si se puede llamar así, con la marca buscando los productos que habían usado para crear estas tres preciosidades de maquillaje:

Fuente: ontheragmag.com

En concreto, buscaba el color de labios de Kat Dennings y el de Christina Hendricks. Cuál fue mi sorpresa al descubrir que era el mismo producto (Hourglass Opaque Rouge Liquid Lipstick en el tono Icon), en el mismo tono. Zooey también lleva el mismo producto pero en otro tono (Ballet). A mí de entrada ya me enamoras si eliges como “portavoz” de tus productos a Kat y a Christina (porque las amo en particular, lo tengo nada en contra de Zooey LOL).

Curiosamente, este primer contacto se convirtió en mi última compra de la marca, hasta ahora. Porque aunque me enamoró, necesitaba más justificación para añadir “otro” rojo a mi colección. Sin embargo, Hourglass no se queda corto en buenos productos, y estos son los más destacados, para mí:

# Ambient Lighting Powder en “Dim Light”. Fue amor a primera vista, y ya os lo conté AQUÍ. Si hay algo que me pierde es el ideal de la piel luminosa pero no jugosa (aich #dolorsito), en cierto modo mate pero no plana.

Vamos, lo que es la piel de los elfos en El Señor de los Anillos. Ese aire de “Voy a vivir muchos reinados de los hombres aquí, colgado de un árbol cual Campanilla hasta el culo de polvos mágicos. Y lo voy a hacer radiando luz de mi piel porcelánica porque asín semos los elfos que nos gusta hacer de rabiar a los pobres mortales que por desgracia tienen una piel entre chunga y fatala en lo que a luminosidad se refiere. O sea”.

Y los humanos aquí como…

Pero estos polvos, si no convertirnos en Arwen herself, por lo menos nos dan cierta luz que yo personalmente no he encontrado en ninguna otra polvera. También tengo el tono “Mood Light”, pero no me gustan tanto como estos.

# Ambient Lighting Blush en “Luminous Flush”. No os miento si os digo (esto parece el principio de un pasodoble) que es uno de mis coloretes favoritos. Probablemente EL colorete favorito. Sí, ya sé, es tremendo que yo diga estas cosas, con lo infiel que soy en este aspecto, normalmente. Es tan “sirvepató”, comodín… Aunque solo lleve el colorete parece que soy otra persona.

La misma luz que los polvos que he citado anteriormente la tienen estos también, así que normalmente no suelo usar iluminador porque me encanta ese halo sutil de luz. Es que no es brillo, ni nada, es luz. Tenéis que probarlos porque yo me quedo…

(también tengo el tono “Diffused Heat”, muy bonito as well).

Ahora mismo hay dos paletas de Hourglass, una de tres Ambient Lighting Powder y otra de tres Ambient Lighting Blush: si por mí fuera, me compraría las dos. Pero como ya tengo por separado uno de los productos de cada una, no encuentro justificación posible xD

# Veil Mineral Primer SPF 15. El producto que no sabías que necesitabas hasta que lo probaste.

“No, si yo no necesito prebase, total, no me hacen nada”. CORRECSIÓN, conohco a tu padre. Ésa era yo, tan inocente, tan joven… LOL Igual no necesitas prebase, igual no te hacen nada, IGUAL es que no has probado ésta. Me quedo sin parole.

Iba a hacer una reseña separada de este producto, pero sería: MANCANTA, NO PUEDO VIVIR SIN ELLA, SEND HELP Y UNA GARRAFA DE DOCE LITROS. Tiene una textura finísima, protección solar a base de filtros físicos (óxido de titanio y óxido de zinc) y alisa la piel increíblemente, parece que ha venido Da Vinci y te ha hecho un sfumato en to’ la cara. No solo prolonga la duración de la base, sino que además prolonga su aspecto.

Yo ya, YO YA, no sé.

# Opaque Rouge Liquid Lipstick en “Icon”. Creo que esperaba algo más. No es que sea mal producto, pero en la misma categoría (labiales mates de larga duración), me quedo 1000 veces más con los Velvet Matte Lip Pencil de NARS. El acabado no es pegajoso en absoluto, como éste sí es (una cosa mu’ rara). Si os gusta el color, os recomiendo encarecidamente el Cruella.

Hourglass Opaque Rouge Liquid Lipstick “Icon”

Lo he incluido porque el resto no se me quedara tan cojo con solo tres productos, y porque de alguna manera fue clave en mi descubrimiento de la marca.

Una pequeña nota al pie: no he incluido el lápiz de cejas (Arch Brow Sculpting Pencil) porque creo que necesito usarlo más tiempo para daros mi veredicto. He escuchado buenas opiniones en su mayoría…

En general, Hourglass es una marca que sintoniza muy bien con mis ideas y gustos sobre maquillaje. Para muestra, un botón:

Fuente: makeup4all.com

I CAN’T EVEN.

No sé si es lo más sabio por mi parte preguntaros esto pero, ¿conocéis Hourglass? ¿cuáles son vuestros productos favoritos? y sobre todo ¿cuáles me recomendaríais?.

Manteca Spa Wisdom Afrique de TBS

Esto me gusta tanto que no sabía si me iba a durar el tarro lleno (o medio lleno) para hacerle la foto.

Primero de todo, el tarro. En otros casos: tarro, caca. En este caso sin el tarro no sería lo mismo. Es la misma extraña a la par que maravillosa sensación que te da un envase magnético o cualquiera que haga ‘clic’.

Es tan mono. Queda tan bonico pa’ enseñar (aunque no lo saques de casa, y ni siquiera de un cajón, salvo para usarlo, ofcors).

Es una manteca para pies y manos. Lo que quiere decir que a la vez que te das crema en los pies te la das en las manos. Yo soy muy fanseh de los dos por uno, not gonna lie. Tiene una textura deliciosa (no existe otra palabra para describirla), huele fenomenalmente bien pero no excesivamente, hidrata fenomenalmente bien y contiene ingredientes buenos y bonitos (lanolina, manteca de karité, miel, ácido láctico, pantenol, alantoína…).

He retrasado la publicación de esta entrada (si es que se le puede llamar así, menuda cagabandurria de cuatro líneas) porque cuando fui a reponerla a la web (en tienda física no la tenían), me daba error la página. Contacté con TBS y justo el lunes me mandaron un correo, que ya habían solucionado la incidencia (link al producto AQUÍ).

Aviso divino para comprarlas de doce en doce.