El Combo Perfecto de Laura Mercier

¡Hola, majas!

Hoy quiero dejar caer, así como quien no quiere la cosa (pero en el fondo actúa con premeditación y alevosía), una combinación de productos que me gusta mucho más que cada producto por separado.

Creo que fue en el blog de Laura (recomendadísimo, por cierto) donde leí lo de esta combinación. Esta mujer otra cosa no, pero de bases sabe lo suyo, así que decidí darle una oportunidad, como cuando dijo que amaba la base Extra Comfort de Clarins.

Se trata de la crema con color y la base mineral en polvo de Laura Mercier. Había tenido estos dos productos bastante tiempo, y aunque no me disgustaban, no encontraba esa característica que te hace decir “no puedo vivir sin ellos”. De hecho, no entendía la fama de ninguno de los dos. Yo soy así, que llego tarde y mal a todo, menos a la parada del bus.

Os voy a comentar un poco por separado y luego ya me pongo en modo estoymuloca con la combinación. Porque es para estarmuloca.

# Crema hidratante con color de Laura Mercier, en el tono Nude. La compré en Strawberrynet.com uno de los días que estaba en promoción y me salió bastante bien de precio. El caso es que siempre la estaba viendo en entradas de favoritos, que si makeup no makeup, que si maquillaje para la piscina/playa (llamadme indecente pero yo a mojarme voy incluso sin las cejas puestas #estoesasí), que si no sé qué.

Cuando me llegó la probé durante un tiempo, y nunca me acababa de encajar. Si es verdad que la calidad es palpable: tiene un puntito de cobertura más que una crema con color habitual, su textura es más que agradable y la piel queda confortable. Sin paños calientes: QUE ME GUSTA, pero oye, para un pinchito ocasional y nada más LOL

# Base mineral en polvo de Laura Mercier, en el tono Real Sand. No estoy segura de dónde la compré, creo que en Space NK. Lo mismo que en el producto anterior: que si natural, que si luminoso, que si tal… y vendida. Si es que soy fácil, coño #laimportanciadelascomas

Este producto sí que me gustó más que la crema con color. De hecho, esta entrada viene a raíz de que el otro día me preguntaran en un comentario sobre unos polvos con cobertura (esto suena a sexo entre telecos xD). Es una base en polvo muy fina, con una cualidad “hidratante”. Esto último se debe a que tienen una textura cremosa, son muy agradables al tacto.

Y HAMIJAS MÍAS, juntar estas dos cosas…

La crema con color unifica un poco el color y ofrece una base perfecta para que la base mineral se agarre y haga su magia. El resultado final es increíble: la piel está suave, hidratada, natural, muy luminosa (e incluso UN POCO jugosa #dolorsitodepalabra).

Requiere algo más de tiempo que solo usar la crema con color, eso es verdad, PERO el resultado merece la pena, y además, tampoco es tantísimo tiempo, lo mismo que base y polvos. Yo aplico la crema con color, después corrector en las ojeras e imperfecciones en caso de necesitarlo y después una capa de base mineral. Voilà.

Separados me gustan, juntos MENAMORO. Como Beckett y Castle.

Acerca de estos anuncios

Lo Mejor de Hourglass

Ay, Hourglass. Epítome de marca casi inalcanzable, con unos productos innovadores, envases con personalidad y envuelta en el glamour de las estrellas del cine actual.

Tuve mi primer contacto, si se puede llamar así, con la marca buscando los productos que habían usado para crear estas tres preciosidades de maquillaje:

Fuente: ontheragmag.com

En concreto, buscaba el color de labios de Kat Dennings y el de Christina Hendricks. Cuál fue mi sorpresa al descubrir que era el mismo producto (Hourglass Opaque Rouge Liquid Lipstick en el tono Icon), en el mismo tono. Zooey también lleva el mismo producto pero en otro tono (Ballet). A mí de entrada ya me enamoras si eliges como “portavoz” de tus productos a Kat y a Christina (porque las amo en particular, lo tengo nada en contra de Zooey LOL).

Curiosamente, este primer contacto se convirtió en mi última compra de la marca, hasta ahora. Porque aunque me enamoró, necesitaba más justificación para añadir “otro” rojo a mi colección. Sin embargo, Hourglass no se queda corto en buenos productos, y estos son los más destacados, para mí:

# Ambient Lighting Powder en “Dim Light”. Fue amor a primera vista, y ya os lo conté AQUÍ. Si hay algo que me pierde es el ideal de la piel luminosa pero no jugosa (aich #dolorsito), en cierto modo mate pero no plana.

Vamos, lo que es la piel de los elfos en El Señor de los Anillos. Ese aire de “Voy a vivir muchos reinados de los hombres aquí, colgado de un árbol cual Campanilla hasta el culo de polvos mágicos. Y lo voy a hacer radiando luz de mi piel porcelánica porque asín semos los elfos que nos gusta hacer de rabiar a los pobres mortales que por desgracia tienen una piel entre chunga y fatala en lo que a luminosidad se refiere. O sea”.

Y los humanos aquí como…

Pero estos polvos, si no convertirnos en Arwen herself, por lo menos nos dan cierta luz que yo personalmente no he encontrado en ninguna otra polvera. También tengo el tono “Mood Light”, pero no me gustan tanto como estos.

# Ambient Lighting Blush en “Luminous Flush”. No os miento si os digo (esto parece el principio de un pasodoble) que es uno de mis coloretes favoritos. Probablemente EL colorete favorito. Sí, ya sé, es tremendo que yo diga estas cosas, con lo infiel que soy en este aspecto, normalmente. Es tan “sirvepató”, comodín… Aunque solo lleve el colorete parece que soy otra persona.

La misma luz que los polvos que he citado anteriormente la tienen estos también, así que normalmente no suelo usar iluminador porque me encanta ese halo sutil de luz. Es que no es brillo, ni nada, es luz. Tenéis que probarlos porque yo me quedo…

(también tengo el tono “Diffused Heat”, muy bonito as well).

Ahora mismo hay dos paletas de Hourglass, una de tres Ambient Lighting Powder y otra de tres Ambient Lighting Blush: si por mí fuera, me compraría las dos. Pero como ya tengo por separado uno de los productos de cada una, no encuentro justificación posible xD

# Veil Mineral Primer SPF 15. El producto que no sabías que necesitabas hasta que lo probaste.

“No, si yo no necesito prebase, total, no me hacen nada”. CORRECSIÓN, conohco a tu padre. Ésa era yo, tan inocente, tan joven… LOL Igual no necesitas prebase, igual no te hacen nada, IGUAL es que no has probado ésta. Me quedo sin parole.

Iba a hacer una reseña separada de este producto, pero sería: MANCANTA, NO PUEDO VIVIR SIN ELLA, SEND HELP Y UNA GARRAFA DE DOCE LITROS. Tiene una textura finísima, protección solar a base de filtros físicos (óxido de titanio y óxido de zinc) y alisa la piel increíblemente, parece que ha venido Da Vinci y te ha hecho un sfumato en to’ la cara. No solo prolonga la duración de la base, sino que además prolonga su aspecto.

Yo ya, YO YA, no sé.

# Opaque Rouge Liquid Lipstick en “Icon”. Creo que esperaba algo más. No es que sea mal producto, pero en la misma categoría (labiales mates de larga duración), me quedo 1000 veces más con los Velvet Matte Lip Pencil de NARS. El acabado no es pegajoso en absoluto, como éste sí es (una cosa mu’ rara). Si os gusta el color, os recomiendo encarecidamente el Cruella.

Hourglass Opaque Rouge Liquid Lipstick “Icon”

Lo he incluido porque el resto no se me quedara tan cojo con solo tres productos, y porque de alguna manera fue clave en mi descubrimiento de la marca.

Una pequeña nota al pie: no he incluido el lápiz de cejas (Arch Brow Sculpting Pencil) porque creo que necesito usarlo más tiempo para daros mi veredicto. He escuchado buenas opiniones en su mayoría…

En general, Hourglass es una marca que sintoniza muy bien con mis ideas y gustos sobre maquillaje. Para muestra, un botón:

Fuente: makeup4all.com

I CAN’T EVEN.

No sé si es lo más sabio por mi parte preguntaros esto pero, ¿conocéis Hourglass? ¿cuáles son vuestros productos favoritos? y sobre todo ¿cuáles me recomendaríais?.

Manteca Spa Wisdom Afrique de TBS

Esto me gusta tanto que no sabía si me iba a durar el tarro lleno (o medio lleno) para hacerle la foto.

Primero de todo, el tarro. En otros casos: tarro, caca. En este caso sin el tarro no sería lo mismo. Es la misma extraña a la par que maravillosa sensación que te da un envase magnético o cualquiera que haga ‘clic’.

Es tan mono. Queda tan bonico pa’ enseñar (aunque no lo saques de casa, y ni siquiera de un cajón, salvo para usarlo, ofcors).

Es una manteca para pies y manos. Lo que quiere decir que a la vez que te das crema en los pies te la das en las manos. Yo soy muy fanseh de los dos por uno, not gonna lie. Tiene una textura deliciosa (no existe otra palabra para describirla), huele fenomenalmente bien pero no excesivamente, hidrata fenomenalmente bien y contiene ingredientes buenos y bonitos (lanolina, manteca de karité, miel, ácido láctico, pantenol, alantoína…).

He retrasado la publicación de esta entrada (si es que se le puede llamar así, menuda cagabandurria de cuatro líneas) porque cuando fui a reponerla a la web (en tienda física no la tenían), me daba error la página. Contacté con TBS y justo el lunes me mandaron un correo, que ya habían solucionado la incidencia (link al producto AQUÍ).

Aviso divino para comprarlas de doce en doce.

Los que Vuelvo a Comprar

Creo que todas las marcas deberían ponerse como objetivo tener productos TAN buenos, que repitamos una y otra vez. Además, deberían darse cuenta (algunas lo hacen, otras no tanto… en mi opinión eso que pierden) de que las muestras no solo sirven para probar el color y confirmar que no dan alergia, sino que también pueden llegar a convencer fervientemente a sus clientes de una futura compra. Esto último me ha pasado con Clarins. Si no hubiera probado estas minitallas, no hubiera comprado los productos. Lo primero, porque no son baratos, y lo segundo, porque quizá nunca me hubieran llamado la atención. Y han conseguido que su marca me interese cada vez más.

Una vez que acabas un producto, la pregunta principal es ¿lo voy a volver a comprar?. Con la cantidad de cosas que hay en el mercado, mucho te tiene que gustar para repetir. En mi caso, hoy os enseño cuatro de los productos con los que he repetido últimamente (una manera diferente de hacer un post de acabados o de compras, aye?), ya sea a partir de muestras o no…

# Clarins Doux Exfoliant Lotion de clarté Tamarind et lamier blanc. Esta loción de Clarins tiene mucha “fama” en el mundo bloguero de belleza (o por lo menos los sitios que yo frecuento). Se trata de una loción exfoliante, como el propio nombre indica, y es lo que llamaríamos un tónico ácido. Sirve como una especie de “lijado” antes de “barnizarnos”: prepara la piel para recibir el resto de productos. Contiene ácido glicólico, tartárico y salicílico, entre otras cosas (extractos de plantas). Contiene alcohol y perfume también, si tenéis la piel muy sensible huid haciendo la croqueta (o no, pero huid).

El caso es que este es el típico caso que dices: no sé por qué (bueno, tengo una idea aproximada de cómo), pero funciona. Como el producto anterior, es muy agradable de usar. Si algo tiene Clarins es que TODO tiene una fragancia súper agradable, al menos para mí, no es el típico olor de crema de abuela (esto no se lo digáis a la mía, a la que distinguiréis por un halo inconfundible de laca Nelly).

En mi rutina la podéis encontrar por las noches, después del limpiador. Esto es lo que se denomina un exfoliante químico, e igual me sus habéis asustao’ con lo del “ácido” y “químico”, pero estrictamente hablando todo lo que nos rodea es “químico” de alguna manera u otra, y no todos los ácidos son lo mismo. Siento que tengo que aclarar esto porque “Oh, madre mía, ¡ácidos! La loca esta dice que usemos ¡ácidos! Eso te quema la cara seguro, que es químico y muy súper peligroso”. Be acid my friend. Tu cara no volverá a ser la misma. Eso sí, tened en cuenta que hay gente alérgica a ciertos tipos y también que hay que empezar poco a poco. Yo llevo usando este tipo de ingrediente años.

# Manteca corporal de karité de The Body Shop. Este septiembre ha sido para mí el mes de descubrir Clarins y The Body Shop. Qué tarde llego siempre a todo, leñe. Y aunque la variedad de mantecas corporales de TBS es pa’ dejarte tonticoperdío, yo me decanto especialmente por la de karité. El resto me imagino que no variarán mucho en ingredientes, salvo el olor, pero me quedo con ésta porque ain’t nobody wanna be smellin’ like a postre (yo no, por lo menos).

Compré el tamaño chimiwini en un pedido a la web, y después llegaron los “Love Your Body Days”, también conocidos como “ven a dejarte las perras con nuestro 30%”, y me compré el tamaño normal. Yo no sé la vuestra, pero mi educación desborda refranes y uno de ellos es “burro grande ande o no ande”.

En lo que se refiere a cremas corporales, me gustan como los poetas imagistas: espesas; y ésta está a un paso del cemento. Y aún así, se las arregla para extenderse fácilmente. It’s love.

# Clarins Doux Nettoyant Gommant Express à la sève d’orange. Os he hablado de este producto por Instagram cuando acabé la minitalla. Repito lo mismo que dije. No soy muy fan en general de los exfoliantes físicos, es decir, aquellos que exfolian por acción mecánica (los que “rascan”, vaya). Me parece que su efecto es de corto plazo, y hacen más mal que bien (sobre todo esos de grano gordo terrorífico). Por favor, dejemos de pensar en nuestra cara como en una sartén y alejémonos de Fairys y estropajos.

Sin embargo, este exfoliante es muy agradable. El grano es muy fino, pero no súper concentrado como por ejemplo el del exfoliante de microdermabrasión de Kiehl’s. Viene suspendido en una especie de gel naranja y es muy MUY agradable de usar, aparte de porque la textura es ligera, porque hace un pelín de espuma, no mucha, y huele fenomenal.

Se ha convertido, sin duda, en mi producto favorito para empezar la mañana. Limpia efectivamente, es suave con la piel y también deja la piel perfecta (lisa y sin pielecillas menores) para que se deslicen nuestros productos de maquillaje.

# Anastasia Beverly Hills Brow Wiz. Creo que nunca os he hablado de este producto, ¿verdad? ¡¿VERDAD?! /sarcasmo off. No he podido resistirme a incluirlo aquí porque creo que, hasta el momento, es el producto de maquillaje que he repuesto más veces (ésta es la tercera vez) y que me sigue gustando tanto como la primera vez que lo usé.

Podéis encontrar mi reseña AQUÍ, y una breve comparación con el lápiz Perfect Brow de la misma marca AQUÍ. No tengo mucho más que decir.

Ah, sí.

¿Qué ha sido lo último con lo que habéis repetido? ;)

IMG_1311

Clarins Extra Comfort SPF15 Foundation

Me vais a perdonar, pero es que tengo TANTOS posts escritos que necesito ir sacando también los que tengo escritos hace un tiempo, y eso hace que se retrasen otros que quizá interesen a más personas. Pero como hasta el momento es mi blog y me lo follo como quiero, os voy a dar la caca güan mor taim con una base de maquillaje.

“Culo veo, culo quiero” debería ser el motto universal de las que consumimos contenido bellecil en forma de blogs, canales de Youtube y demás. Yo lo admito, si le veo algún producto a alguna chica de la que me suelo fiar en estas cuestiones y ese producto en concreto parece que puede taparme un hueco (potinguil, que nos conocemos…) lo más probable es que acabe comprándomelo más pronto que tarde. Es como:

Clarins es una marca en la que me he adentrado hace poco y de la que seguramente leáis más en este blog. Nunca me ha llamado mucho la atención, pero la veía hacer incursiones esporádicas en listas de favoritos de otras blogueras, así que me lancé a la piscina.

Esta base la conocí en varios posts de Laura, del blog buynowbloglater. La menciona en varias ocasiones (AQUÍ y AQUÍ, por ejemplo), si bien no ha dedicado un post exclusivo a la misma, que yo sepa.

El nombre de la base nos da una buena pista sobre lo que vamos a descubrir en ella: Extra Comfort. Es una de esas bases que no es para todo el mundo (o al menos yo lo pienso así), pero que si resulta que es para ti, la amarás. Un poco así:

No voy a mentir: el frasco es lo único que tengo en contra de esta base. Cuando está la base totalmente llena, se escapa por los lados; y en cualquier caso, hay que meter dedazo (POTINGUIL) o la “cucharita” de plástico que proporciona Clarins para sacar el producto. Que sí, que el tarro es divino, pesado y doradito, queda fenomenal en el tocador y todo lo que queráis, pero es un CO-ÑA-ZO.

A lo que iba, que ya sabéis que me suelo ir por los cerros de Úbeda hasta la segunda estrella a la derecha directa al país de Nunca Jamás. Esta base es ameisin.

Tiene una cobertura media-alta, no es de esas bases traslúcidas pero curiosamente sí tiene un acabado natural. La textura es como de crema espesa, pero no grasienta. Es luminosa, pero no en exceso. La piel queda perfecta, de porcelana, hidratada y luminosa. Dura muy decentemente en la piel (al menos en la mía). Creo que a todas aquellas cuya piel sea de seca a mixta, os encantará. Es como usar de esas cremas fantásticas que te dejan la piel que ni Cleopatra recién salida del baño de leche de burra, pero en la cara y con color.

Dios, como odio el tarro.

Mi tono es el 108 Sand (y curiosamente, mi tono siempre suele ser “algo Sand”/”Sand algo”/”Sand a secas”).

Ahora mismo está el Friends & Family de Clarins en su web. 20% de descuento del 29 de septiembre al 5 de octubre con el código CLARINS9. Os lo digo por si, como a mí, os toca pedir online porque “no, el tono 108 no existe”…

* La compré yo misma con mi mecanisma y sí, tengo un “pequeño” problema con las bases. DEJADME, QUE NO ESTOY LOCA.